La expresión ‘Nadie es un señor delante de su criado’ es utilizada para señalar que no hay mejor persona que conozca al detalle la vida y miserias de alguien que el que ha estado a su servicio. En realidad esta locución es una transformación de otra muy similar: ‘Nadie es héroe para su ayuda de cámara’ y que fue pronunciada a mediados del siglo XVII por Anne-Marie Bigot, más conocida como Madame Cornuel, una mujer de gran ingenio y a la que se le atribuyen algunas famosas citas.

Muchos son los que indican que Madame Cornuel se inspiró a la hora de soltar dicha sentencia en otra muy similar que aparecía en la obra ‘Ensayos’ que el filósofo y escritor Michel Eyquem de Montaigne había publicado un siglo antes y que decía: ‘Pocos hombres han sido admirados por sus criados: ninguno ha sido profeta no solamente en su casa, sino tampoco en su país, dice la experiencia de la Historia’.

Aunque la expresión fue ampliamente difundida por el lingüista inglés John Florio (autor de un buen número de traducciones de la obra de Montaigne), quien realmente la hizo famosa, tras haberla pronunciado, fue la aristócrata francesa.


20minutos.es / Por Alfred López 30 de abril de 2015

¿Cuál es el origen de la expresión ‘Nadie es un señor delante de su criado’?