20minutos.es 07/01/13

Posiblemente alguna vez habéis utilizado la expresión ‘esto es de tres al cuarto’ para indicar que algo era de poca calidad, mediocre o vulgar, con un tono despreciativo y pretendiendo señalar su poca valía.

Según la RAE:

“Locución adjetiva usada para denotar y ponderar la poca estimación, aprecio y valor de algo”

Pero ¿cuándo y por qué empezó a utilizarse?

Entre los siglos XIV y XIX se acuñó una moneda de cobre española llamada ‘cuarto’ cuyo valor era ínfimo y equivalía a cuatro maravedís de vellón. Hoy en día equivaldría a poco más de una diezmilésima de euro.

Al igual que en la actualidad, por aquella época los comerciantes también ofrecían genero a bajo coste o rebajado, siendo muy habitual poder adquirir en algunos mercados ambulantes tres productos por tan solo un cuarto.

Eso quería decir que aquello que se adquiría por un precio tan irrisorio era de una bajísima calidad, surgiendo rápidamente la expresión ‘de tres al cuarto’ para señalar y referirse que algo o alguien tenía muy poco valor (monetario, no de valentía).

Para imaginarnos lo poco que valían esos tres productos que se adquirían por tan solo un cuarto, podemos tomar como referencia el precio del pan de mediados del siglo XVIII, que costaba alrededor de 7 cuartos.

El equivalente popular de hoy en día podría ser cuando nos referimos a algo como que ‘es de todo a cien’ o ‘de todo a un euro’.