Quo.es


Hay varias versiones de su pasado. Una de ellas dice que ya existía en época del Imperio Romano con la forma "inventa lege, inventa fraude". Y otra, que es más bien un ejemplo de su significado, cuenta como unos monjes japoneses solo podían comer carne procedente del mar. Deseosos de hincar el diente a un buen jamón, decidieron rebautizar al jabalí como “ballena silvestre”, y pudieron ponerse las botas sin remordimiento.