¿Quién diría que una especie de lanzacohetes hecho de objetivos fijos de Canon podría servir para detectar galaxias ocultas en el espacio?


Los telescopios que apuntan al cielo todo el día son ideales para esto de mirar al cielo y estar atentos de lo que hay más allá de las fronteras que marcan nuestro natal planeta Tierra. Hasta ahí bien, pero sí es cierto que los telescopios se pueden perder ciertos rastros de luz que pueden ayudar a descubrir galaxias ocultas y lejanas, cosa a la que un equipo un tanto inusual puede poner remedio.

Eso que podéis ver en las imágenes no es un lanzacohetes, tranquilos: se llama Dragonfly Telephoto Array, utiliza 10 objetivos Canon fijos de 400 milímetros (copitos, de lo mejorcito en su especie), y quiere ayudar a detectar galaxias ocultas que se les escapan a los telescopios convencionales.

Según podemos leer en DIYPhotography, este trasto que combina lentes, cámaras y un trípode motorizado hace posible el captar imágenes simultáneas con todas sus lentes, eliminando con precisión la luz no deseada de nuestra fotografía. Según dice la propia noticia, es tan efectivo que es 10 veces mejor que su rival más cercano, cifras impresionantes que han conseguido en la Universidad de Toronto.

Respecto a precios, sólo tenemos que ponernos a hacer cuentas: los objetivos valen unos 100.000 dólares juntos, sumado a la cámara de 20.000 dólares que cada objetivo tiene detrás y a un trípode robótico de 15.000 dólares. 135.000 dólares de total que parecerán muchos a simple vista, pero que puede ser en realidad poco para un telescopio tan sobresaliente en su campo.

omicrono.com / 30 mayo, 2015 — David Pérez

El telescopio de objetivos Canon para detectar galaxias