Los gatos son animales muy especiales, con los que establecemos unos vínculos que no tienen nada que ver con los que podemos tener con los perros.

Independientes, enigmáticos, caprichosos... pero también afectuosos, muy inteligentes y adorables. Así son los gatos y por eso nos gustan tanto. Convivir con un gato es una experiencia muy especial y además está llena de momentos del día a día en los que todos aquellos que han tenido alguna vez un gato o lo tienen ahora, se verán identificados.

La relación de los gatos con los humanos ha sido objeto de muchos estudios científicos. Por ejemplo, según una investigación de hace exactamente ahora un año los gatos nos quieren mucho más de lo que pensamos. El estudio, realizado por las universidades de Oregon y Monmouth, en Estados Unidos, se basó en experimentos de comportamiento a un grupo de 50 gatos, de los que concluyeron que eligen el contacto humano antes que otros placeres como la comida o los olores atractivos. Sorprendente, ¿verdad?

Y es que el gato es un animal más afectuoso de lo que parece. Si tienes uno seguro que ya lo has notado. Pero también es verdad que tienen manías un tanto peculiares... Te contamos algunas que seguro que te sonarán.

No les gustan los selfies

Seguro que has comprobado que es acercarle un móvil para un selfie y que te mire mal.

..... Si tienes un vaso en la mesa...

... ten por seguro que meterá la pata, o incluso, como el gatito de la imagen, la cabeza

Las mochilas, bolsos y maletas...

... le apasionan. Son su cama favorita y te costará volver a recuperarlas.

Son unos ladrones

Seguro que si tienes gato esto no te sorprende nada. Calcetines, bolas de papel, gomas de pelo... cualquier cosa es bienvenida.

Le sorprendes en las mejores posturas

La flexibilidad de los gatos es de sobra conocida, y seguro que más de una vez te lo has encontrado durmiendo en una postura, cuanto menos, curiosa.

Cualquier cosa puede ser su cama

Un sillón, una silla, la tabla de planchar, el fregadero... Cualquier hueco que le parezca cómodo será susceptible de convertirse en su cama.

Acabas con la ropa llena de pelos

Esto es un clásico, también entre los que conviven con perros. Es prácticamente imposible eliminar todos los pelos de tu ropa; ya lo hemos aceptado y dejado por imposible.

..... Estás siempre lleno de arañazos

Seguro que la mirada de este gato de querer conquistar el mundo te parece inconfundible...

Se creen los dueños de la casa

Estamos seguros de que ellos creen que son los que mandan y que tú simplemente vives con ellos.

Olvídate de trabajar a gusto...

Una escena que te resultará muy familiar: enciendes tu ordenador, te dispones con tu café, tu manta, tus notas... Y aparece de improviso, no sabes de dónde.

... y de hacer yoga en casa

Imposible, te lo aseguramos. No sabemos qué fuerza de la naturaleza les empuja a ello, pero en cuanto te dispongas a hacer yoga (o cualquier ejercicio físico) se entusiasmará y querrá acompañarte.

Sienten la llamada de la naturaleza

De vez en cuando seguro que notas que se pone "místico", sobre todo cuando entra en contacto con la naturaleza. Y ese instinto cazador con mariposas y demás...

..... Te despierta con "entusiasmo"

Sitúate: domingo por la mañana, notas que algo te roza la nariz, abres los ojos y... Una imagen muy parecida a esta.

Tienen "sometido" al perro de la familia

Por la nobleza y lo "tontorrones" que son los perros, lo habitual es que en las casas donde conviven ambos el gato sea el que mande... Porque al perro tampoco le importa mucho.

No le despiertas...

... aunque se te duerman las piernas y los pies. Está tan mono dormido...

muyinteresante.es, Alaia Rotaeche, 19 /04/ 18

Cosas que si tienes o has tenido gato seguro que entiendes