La idea de un corazón biónico no está tan lejos de hacerse realidad como pensamos, como demuestra este corazón humano en chips.

Ha sido creado por bioingenieros de la Universidad de California con el objetivo de estudiar mejor la acción de las drogas y medicamentos. El dispositivo, de apenas dos centímetros y medio, ha sido creado imitando al corazón humano.

En su interior tiene una red de células musculares que mueven el líquido inyectado en el circuito, obtenidas de células madre pluripotentes, aquellas que pueden cambiar para cumplir diferentes funciones en el cuerpo humano.

Estas células fueron dispuestas en el interior del dispositivo de silicona diseñado en 3D para equipararse a la geometría de un corazón humano. Después de 24 horas este corazón artificial ya estaba latiendo en el ritmo habitual, de 55 a 80 latidos por minuto.

Estos corazones humanos en chips son muy útiles
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.
El objetivo es que estos chips corazón puedan sustituir a los animales usados en la investigación de drogas y medicamentos, y así lograr una investigación más ética. En las pruebas con isoproterenol, un medicamento contra la bajada de ritmo cardíaco, los resultados fueron los mismos que con un corazón real, aumentando a 124 latidos por minuto. Además, también se podrían crear otros órganos de una manera similar, como el hígado, para estudiar el efecto completo de los medicamentos.

Lo bueno de crear estos corazones en miniatura es que podemos personalizarlos dependiendo del paciente o del estudio; por ejemplo, sería posible moldear el interior para que se asemejase al corazón de un paciente y probar el efecto de un medicamento con antelación, o se podría modificar para comprobar el efecto que las enfermedades genéticas tienen en la circulación.

omicrono.com / 9 marzo, 2015 — Adrian Raya


Corazones humanos en chips como los de verdad