... El cuerpo humano tiene dos tipos de colesterol: el bueno y el malo. El colesterol bueno, también llamado HDL, es un tipo de grasa que ayuda a limpiar las arterias y que mejora la salud cardiovascular al cumplir con importantes funciones. Por su parte, el colesterol malo, conocido también como LDL, es un tipo de grasa que se va acumulando en las paredes arteriales, provocando con el paso del tiempo el taponamiento de estas y limitando la circulación sanguínea.

Aunque el colesterol se produce en el hígado, se estima que entre un 20 y 30% de este proviene de los alimentos. Es por esta razón que debemos cuidar mucho la alimentación para evitar problemas por el exceso de colesterol. Además, también podemos seguir algunos consejos y recomendaciones para mantener los niveles de colesterol controlados.

Incrementar el consumo de vitaminas

El consumo de vitamina C, E y B es esencial para limpiar las arterias y evitar la acumulación del colesterol. Este tipo de vitaminas disminuyen el colesterol y evitan que le haga daño al organismo.

• Alimentos ricos en vitamina C: Este tipo de vitaminas evita que el colesterol se pegue de las paredes arteriales. Entre los alimentos ricos en vitamina C encontramos:

o Limón
o Naranja
o Pomelo
o Mandarina
o Kiwi

• Alimentos ricos en vitamina E: Ayuda a eliminar el exceso de colesterol malo presente en el torrente sanguíneo. Entre los alimentos ricos en esta vitamina encontramos:

o Semillas de lino
o Semillas de girasol
o Germen de trigo

• Alimentos del complejo B: Los alimentos ricos en vitamina B6 y B3 ayudan a evitar que el colesterol afecte la salud del hígado.

Reducir el consumo de huevo

El huevo contiene 275 miligramos de colesterol. Sin embargo, se ha demostrado que comer huevo con moderación no es un riesgo para incrementar los niveles de colesterol. De hecho, para evitar el riesgo de elevarlo, se puede comer huevo sin yema, que es la que más colesterol contiene .

Evitar el consumo de grasas saturadas

Es muy importante reducir al máximo el consumo de grasas saturadas, ya que estas son ricas en colesterol. Este tipo de grasas están presentes en carnes de vaca y puerco, manteca, queso, mantequilla, leche entera o aceite hidrogenado, entre otros. En lugar de estos alimentos se puede consumir más pescado, aves, alimentos de origen vegetal y aceite de oliva.

Cuidado con el sobrepeso y la obesidad

El sobrepeso y la obesidad son problemas que afectan la salud de muchas maneras. Estas condiciones aumentan los riesgos cardiovasculares y también están relacionadas con los altos niveles de colesterol. En caso de sufrir de obesidad o sobrepeso, es muy importante ponerse en control con un nutricionista para perder esos kilos de más.

Evitar los malos hábitos

El sedentarismo o el consumo de alcohol y cigarrillos, entre otros malos hábitos, también están relacionados con el aumento de colesterol malo. Es muy importante evitarlos y adoptar estilos de vida saludables.

Comer ajo crudo

El consumo de ajo crudo es uno de los remedios naturales más poderosos para reducir los altos niveles de colesterol. Este alimento contiene antioxidantes e importantes nutrientes que ayudan a limpiar los vasos sanguíneos, promueven su elasticidad y evitan que el colesterol se pegue en las paredes arteriales. Se debe comer un ajo crudo en ayunas para aprovechar todos sus beneficios.

Semillas de linaza

Las semillas de linaza son la mayor fuente vegetal de omega 3, nutriente esencial para limpiar las arterias e impedir que el colesterol se acumule. El consumo de un puñado de linaza ayuda a evitar que el colesterol se pegue en las arterias y cause obstrucción. Este alimento también se puede añadir a ensaladas, batidos y postres.

Manzanas

Por su alto contenido de pectinas, la manzana es un alimento ideal para reducir el colesterol. Este nutriente limpia las arterias e impide que el colesterol se adhiera a las mismas.

Agua de alpiste y berenjena

El agua de alpiste y berenjena es un remedio natural que se utiliza como apoyo para bajar de peso y reducir los niveles de colesterol. Para preparar este remedio se deben mezclar 2 cucharadas de alpiste y una berenjena mediana cortada en trozos. Ambos ingredientes se vierten en una olla y se ponen a hervir a fuego lento. Cuando rompa en hervor, se deja otros 20 minutos. Cuando ya esté listo, se deja reposar, se le agrega zumo de limón y se bebe, preferiblemente en ayunas.

20minutos.es / mejorconsalud.com

Consejos caseros para disminuir el colesterol malo (LDL)