Los colegios de fisioterapeutas de Catalunya, País Vasco, Galicia, Madrid y Navarra han advertido en un vídeo-consejo este febrero que crujir los dedos es perjudicial porque desgasta las articulaciones innecesariamente, y también los tendones y ligamientos que las rodean.

Los fisioterapeutas han explicado que las articulaciones están rodadas por una cápsula sinovial con líquido y un cierta cantidad de gases —como el oxígeno, el nitrógeno y el dióxido de carbono— que tienen como principal función la lubricación de las articulaciones para que los huesos no se desgasten.

Al hacer crujir los dedos, la articulación se coloca en una posición que hace que el espacio entre los huesos aumente y también el volumen de la cápsula sinovial, por lo que se crea una zona de baja presión que provoca que los gases salgan del líquido sinovial en forma de burbujas que explotan y que generan el sonido característico.

"Aunque a corto plazo podemos notar una cierta liberación, a largo plazo se nos genera un desgaste en la articulación y en el resto de estructuras que la rodean", han advertido los fisioterapeutas.

"Hacer crujir los dedos no es bueno porque, al hacerlo, movilizamos una articulación que ya tiene más movimiento del que debería tener y aumentamos su desequilibrio", han explicado, y han añadido que al fomentar este desequilibrio crece la necesidad de crujir las articulaciones.

20minutos.es / 18 febrero 2016


Consejo de los fisioterapeutas: crujir los dedos no es bueno