..

Si hiciéramos un concurso de lugares del mundo que parecen sacados de un planeta extraterrestre, la isla de Socotra se llevaría algunos premios. Ubicado al noroeste del océano Índico, cerca del Golfo de Adén, es hábitat de los increíbles árboles «sangre de dragón» que fácilmente podrían ser parte de una película de fantasía.

Imagínate unos enrevesados troncos que se elevan hasta terminar en forma de paraguas y cuya resina es tan roja como la sangre, todo esto contra un paisaje pedregoso y solitario y un cielo azul brillante.

Esta y otras especies raras de vida son parte de este remoto archipiélago cuya evolución ha estado separada del continente africano por casi 6 o 7 millones de años, desarrollando un rico y fuerte ecosistema que vale la pena conocer.

¿Por qué Socotra es conocida como las «Galápagos del océano Índico»?

El archipiélago de Socotra –a 250 kilómetros de Somalia y 340 kilómetros de Yemen– muestra un ambiente árido que incluye playas de arena, altas montañas y abundantes cavernas de piedra caliza, pero con un clima cálido y seco que obliga a que la vida allí tenga esa apariencia tan singular.

Según los expertos, los árboles y las plantas de Socotra han evolucionado durante 20 millones de años para adaptarse a la hostilidad del clima. Junto a Galápagos, Hawái y Nueva Caledonia constituyen los sitios con mayor número de especies endémicas en el mundo.

La isla posee una diversidad de vida silvestre que engloba más de 800 especies extrañas de plantas y animales, un tercio de la cual no puede ser encontrada en ningún otro lugar del planeta.

Según la Unesco, el 37% de sus plantas y el 95% de sus caracoles son únicos en el mundo. Precisamente por su rica biodiversidad ha sido denominada «Galápagos del océano Índico».

Los increíbles árboles «sangre de dragón» de Socotra


Lo más distintivo que tiene Socotra –y probablemente su imagen sea la que identifique la isla– son los árboles llamados «sangre de dragón» (Dracaena cinnabari), que tienen forma de paraguas y muestran un tronco rugoso y lleno de protuberancias.

Su nombre se debe a la resina que sueltan, de un color rojo oscuro como el de la sangre. Desde el medioevo se ha empleado esta sustancia como tinte y también con fines medicinales.

Socotra: Patrimonio Mundial de la Unesco

Por su importancia a nivel mundial para la conservación de la biodiversidad, especialmente en la región del Cuerno de África, en 2008 la Unesco incluyó a la isla de Socotra como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

..
Su valor se basa en que posee una excepcional diversidad en muchos organismos terrestres, entre los cuales destacan 825 especies de plantas (307 de ellas endémicas), 34 especies de reptiles y 96 tipos de caracoles.

Pero no solo en la tierra hay diversidad, la vida marina de Socotra ofrece una riqueza incalculable. En sus aguas pueden encontrarse 253 especies de corales formadores de arrecifes, 730 especies de peces costeros y 300 especies de crustáceos.

En cuanto a las aves, la organización Birdlife International ha identificado 22 hábitats de estos animales en la isla, que además alberga poblaciones de pájaros terrestres y marinos de importancia mundial, incluidos en las especies en peligro de extinción.

Si alguna vez quieres disfrutar de una vista realmente increíble o sentir que estás en un filme de ciencia ficción, te recomiendo visitar la isla de Socotra, uno de esos lugares remotos que –sin que lo sepamos– están salvando al mundo.

vix.com / Ruth Lelyen

Conoce los increíbles árboles «sangre de dragón» en Socotra, las «Galápagos del océano Índico»