Es muy facil de hacer, yo la hago todos los años de los arboles frutales que tenemos. Y dura un año muy bien, comprobado, más no lo se porque no he hecho la prueba. Animaros a hacerla

Ingredientes

Fruta

Azucar, tan sólo hechar unas 2 o 3 cucharadas, porque la fruta ya hecha demasiada almibar.
Si la fruta esta demasiado madura, tan solo 1 cucharada.
Si quereis que os queda como la consistencia de la mermelada, un tablón, teneis que hechar tanta cantidad de azucar como fruta utiliceis.

1 vasito muy pequeño de agua, y si estan muy maduras, no le echeis nada.

Botes de cristal. Antes de usarlos lavarlos bien en el lavaplatos y con agua muy caliente, más que nada para desinfectarlos.

Preparación

Pelais y troceais la fruta, la poneis en una cazuela con el azucar.

La dejais que se vaya cociendo, a fuego un poco fuerte al principio, para que eche toda el agua.
Luego le bajais el fuego y dejais que se vaya haciendo poco a poco, cuando veais que esta cocida, es decir, que se puede romper con la cuchara; la pasais por la batidora y luego por el chino.

Inmediatamente llenais los tarros de cristal, no llenarlos hasta los topes.
Una vez llenos, los tapais y una vez tapados ponerlos boca abajo, es para que haga el vacio; es decir, al hechar la preparación caliente y darles la vuelta, ellos mismos hacen el vacio. Dejarlos así, hasta que se enfrien o mejor de un dia para el otro. Luego les dais la vuelta dejandos del derecho y guardarlos en un lugar fresco; y poneis la fecha de elaboración en la tapa. Yo los tengo en la bodega del sotano que tiene bastante frio.
Como os he dicho aguantan muy bien un año. La preparación no queda tan gruesa como la mermelada, queda un poco más liquida al no hecharle tanta azucar como para la mermelada. Pero esta riquisima y para los niños es buenisima, pues se la hechan incluso a los yogures naturales.

Consejo: si utilizais mora o fresa, cuando la paseis por el chino, con una placa de agujero pequeño, tener paciencia, pues los granulillos se atascan. Si os gusta encontrar pepitas, la placa puede ser de agujero normal.

Otra forma de conservarla es ponerlas en tapers pequeños y meterlos al congelador y luego sacarlos de un dia para otro. También se conservan de maravilla y duran mucho más y al ser pequeños, cada dia puedes sacar un sabor diferente y no te cansas.

Ala, a la cocina a prepararla.