Ya es oficial, la sonda ExoMars se ha estrellado y Europa se queda sin llegar a la superficie del planeta rojo.

Hoy la ESA ha anunciado lo que todo el mundo temía: el módulo Schiaparelli que iba a aterrizar sobre Marte sufrió un error en última fase, la de encendido de cohetes, y se estrelló contra la superficie de Marte.

Curiosamente, lo ha anunciado la NASA. La sonda MRO ha podido fotografiar la zona en la que Schiaparelli iba a aterrizar, pero lo que se ha encontrado es un punto negro.

Un punto negro que marca el fin del viaje


Imágenes tomadas por la MRO de la NASA. Bajo la imagen principal, la foto de la izquierda muestra el área donde se esperaba que aterrizara Schiaparelli, antes de su llegada. A la derecha, la misma área después del aterrizaje. Se observa un punto blanco y otro negro, a un kilómetro. NASA/JPL-Caltech/MSSS

Las imágenes tienen una resolución de seis metros por píxel; es una resolución baja, pero por ahora son lo único que tenemos. Las fotos se tomaron con la cámara CTX de baja resolución del MRO, como parte de su misión para mapear la superficie marciana.

Como veis en el antes y el después, un punto negro indica el lugar en el que Schiaparelli se estrelló. Este punto tiene un tamaño de 15 x 40 metros, y ha sido provocado por el impacto del vehículo contra la tierra.

El objetivo de ExoMars era aterrizar en Marte como experimento, para comprobar si el método escogido era el adecuado. El aterrizaje estaba dividido en varias partes. Primero, el módulo atravesó la atmósfera marciana gracias al escudo térmico incluido.

A continuación, se deshizo del escudo térmico y abrió los paracaídas; pero como estos no son suficientes para frenar una caída semejante, la segunda fase iba a activar unos cohetes que iban a frenar la sonda de 470 m/s a 3 m/s. Por último, la sonda se estrellaría de manera “suave”, a una pequeña altura.

La sonda ExoMars se ha estrellado, y así ocurrió

Por los datos obtenidos, se sabe que los primeros pasos se realizaron correctamente. La estimación es que la caída libre de Schiaparelli empezó entre 2 y 4 kilómetros de altura; el motivo es que los cohetes se apagaron de manera muy prematura.

Los motores que iban a frenar la caída se apagaron y la sonda cayó a una velocidad de 300 km/h. Así se explica el punto negro de la imagen, por lo fuerte que fue el impacto; además, también se podría haber producido una explosión, ya que los tanques de combustible estaban llenos.

Otro detalle de las fotos es un punto blanco en la parte inferior. Ese es el paracaídas, que terminó a una distancia de 1 kilómetro de la sonda.

Schiaparelli ha fallado estrepitosamente. Al menos la otra parte de la misión, el orbitador TGO, ha sido todo un éxito y funciona correctamente. Un consuelo, al menos.

omicrono.com / Adrian Raya 21 octubre 2016

Oficial, la ESA confirma que la sonda ExoMars se ha estrellado