Que una batería ion litio pierde el rendimiento original con el tiempo es algo que sabe todo el mundo, pero estas imágenes nos demuestran de primera mano cómo una batería ion de litio se degrada.


Las imágenes provienen de los laboratorios del departamento de energía de los EEUU, y muestran cómo una batería se recarga y se desgasta, degradándose constantemente hasta que su rendimiento se ve seriamente afectado.

Para poder obtener estas imágenes los investigadores tuvieron que crear un dispositivo especial que era situado en un microscopio electrónico y que les permitió tomar imágenes a escala nanoscópica de baterías de ion litio mientras funcionaban.


Nueva técnica desvela cómo una batería ion de litio se degrada

El problema que ocurre es evidente a simple vista en estas fotos: en cada ciclo de descarga el litio se posa en los electrodos, pero nunca se disuelve del todo, quedando trozos de “litio muerto” residual después de cada ciclo.

Cuanto más usamos la batería, más depósitos se forman y menos litio “fresco” queda, mermando por lo tanto la capacidad de la batería. Llega un momento en el que la cantidad de “trozos oscuros” es demasiado grande y en ese momento no nos queda más remedio que comprar otra batería.

Lo importante de esta investigación no es tanto el estudio de las baterías de ion litio que ya tienen los años contados (o al menos esa es la promesa contínua), sino el estudio de las futuras baterías que usarán otro tipo de ánodos y cátodos en su composición.

omicrono.com / 23 marzo, 2015 — Adrian Raya

Cómo una batería ion de litio se degrada