Tal vez te ha sorprendido. Si sabes un poco de astronomía, entenderás que es un planeta infernal con temperaturas extremas dada su asfixiante atmósfera y cercanía al Sol. Y sin embargo, en Venus nieva.


¿Cómo es la nieve en Venus?

En Venus nieva dióxido de carbono gracias a alta una capa atmosférica del planeta, que es tan fría que consigue que se congele el dióxido de carbono, hecho este que forma hielo y permite este singular fenómeno en un lugar infernal.

La información recavada por la sonda europea llamada Venus Express, que fue lanzada hace unos años para estudiar el planeta vecino, permitió que conociésemos esta impactante y sorprendente noticia de la que tenemos constancia hace pocos años.

Sin embargo, según los estudios, Venus sigue soportando unas temperaturas excesivamente extremas, aún a pesar de la nieve. Si bien la densa atmósfera provoca un calor sofocante que hace imposible la vida en el planeta tal como la conocemos, las zonas en las que nieva alcanzarían unos 175º C bajo cero, a unos 125 kilómetros sobre la superficie del mundo infernal.

Zona muy fría pese a la cercanía al Sol

Es curioso que, incluso estando tan cerca del Sol, esta región venusiana pueda albergar temperaturas tan bajas, características de planetas rocosos mucho más alejados del astro rey, como puede ser Plutón.

Gracias a este singular fenómeno, se pueden observar zonas extremadamente brillantes en la atmósfera de Venus, gracias a la presencia del hielo, cuyo poder reflectante alcanzaría a estar más iluminado incluso que la misma luz solar. Lo curioso es que esta capa tan fría de la atmósfera de Venus se encuentra entre otras dos más cálidas, a más de 120 kilómetros de altura sobre la superficie terrestre, convirtiéndose en una región de transición.

Los misterios de Venus

Es curioso lo misterioso que es el planeta Venus, puesto que pese a estar mucho más cerca del Sol que la Tierra, posee contrastes que indican que sus capas más altas son más frías que cualquier rincón de nuestro mundo, que tiene unos cuantos millones más de distancia hasta el astro rey. Sin embargo, en un auténtico infierno como es la superficie y atmósfera de Venus, que incluye amoniaco y ácido sulfúrico, hay una capa capaz de hacer nevar dióxido de carbono.

También la Tierra fue un día una bola de fuego en la que la vida se antojaba imposible. Sin embargo, hoy es un vergel que los humanos no cuidamos demasiado. ¿Quién sabe? Tal vez nuestro futuro más lejano y inimaginable esté en el mundo vecino.


batanga.com / Pedro González Núñez 11/01/16

¿Cómo sería estar bajo una intensa nevada en el planeta Venus?