Lo dicen las madres y tienen toda la razón, el desayuno es la comida más importante del día. Nos levantamos temprano después de varias horas de ayuno y con vistas a unas cuantas horas más sin poder probar bocado por eso es tan importante hacer un desayuno completo y equilibrado. ¿Que no te apetece? Estas cinco propuestas te encantarán.

... Avena con leche de soja y fruta

Pon en un cazo 250 cl. de leche de avena (o de la leche más te guste) y llévalo a ebullición con un trozo de cáscara de limón y canela en rama. Añade 4 cucharadas soperas de avena y deja hervir hasta que se ablande. Sírvelo con canela espolvoreada y tu fruta favorita. Le van muy bien los frutos rojos y el plátano. Si quieres endulzarla, añade espelta, es un endulzante natural hipocalórico. Acompáñala de un té verde con una rodaja de limón.

Huevos cocidos con pan de espelta, fruta y café

Es el desayuno perfecto pues incorpora proteínas, carbohidratos, lácteos y vitaminas. Cuece un huevo o, si tienes tiempo, hazlo pasado por agua y ponlo sobre el pan de espelta. Come unas uvas, es temporada, son frescas y muy agradables y toma un café con leche. Si no te gusta la leche, opta por poner queso fresco sobre el pan.

... Queso fresco batido con frutas

El queso fresco batido se vende en los supermercados junto a los yogures y los quesos frescos. Es un queso bajo en grasas que además puedes elegir 0% para ahorrarte alguna caloría más. No necesita ningún endulzante, simplemente trocea fruta por encima y añade tus cereales favoritos. Puedes poner unas hojitas de menta para darle más sabor. También puedes tomarlo sólo con fresas, sustituyendo así la nata.

Pan tostado con tomate y jamón

Corta tu pan favorito, nosotros elegimos el integral para un plus de fibra. Tuéstalo, pela un tomate y rállalo sobre el pan con unas gotas de aceite. Pon por encima unas lonchas de jamón ibérico o, si prefieres una versión más light, cámbialo por el pavo natural. Acompáñalo de un té verde, digestivo y antioxidante.

... Tostas integrales con queso fresco y mermelada light

Hazte con unas tostas integrales y unta por encima un queso cremoso, un queso fresco o incluso yogur natural. Por encima, por mermelada light, si es casera mucho mejor, o vacía unos higos y ponlos por encima del queso. A continuación añade unas semillas de chía o de amapola. Acompáñalo de un zumo de naranja.

... Completa cualquiera de estos desayunos con un zumo de naranja o un smoothie con tus frutas favoritas. Además, puedes llevártelo a media mañana, tienen efecto saciante y aportan nutrientes para activarte a media mañana.

lofficiel.es / María G. Aguado

Cinco desayunos para afrontar la semana