Un grupo de científicos suizos ha creado un gato robot al que han bautizado como Cheetah-cub.
Se trata de un robot de cuatro patas diseñado en base a la morfología de un gato común.

Su cuerpo tiene unos resortes que sustituyen a los tendones, así como varios motores
que sustituyen a los músculos que tienen los gatos de carne y hueso.

Los responsables del proyecto, pertenecientes al Laboratorio de Biorobótica de la Escuela Politécnica Federal de Lusana (Suiza),
construyeron el autómata poniendo especial atención a la estabilidad.
Han conseguido que el gato robot se pueda desplazar por terrenos irregulares,
asi como en superficies planas llegando a alcanzar una velocidad de 1.42 metros por segundo.