Dos escenarios posibles para Marte: uno cálido, con agua líquida (a la izquierda) y otro helado (a la derecha).

Un nuevo estudio elaborado por científicos de Harvard ha echado por tierra la creencia de que Marte tuviera un pasado cálido, como se cree desde hace décadas, y han afirmado que siempre ha sido un planeta frío y helado.

El análisis publicado en Journal of Geophysical Research y difundido en un comunicado, tomó como referencia un modelo de circulación atmosférica en 3D, con el fin de comparar el ciclo del agua en diferentes escenarios que podrían haberse producido en el planeta rojo entre 3.000 y 4.000 millones de años.

Un primer escenario dio como resultado un Marte cálido y húmedo con una temperatura promedio global de 10ºC, mientras que otro escenario planteado mostraba al planeta rojo frío y helado, con una temperatura media global de -48ºC.

Sin embargo, los expertos consideraron que el escenario frío era el más probable, en virtud con los datos conocidos sobre la historia del Sol y la inclinación del eje de Marte en dicho periodo. Del mismo modo, el modelo frío presentaba mejores datos a la hora de explicar los rastros de erosión hídrica que se extienden en su superficie.

Según el investigador principal Robin Wordsworth, el escenario más frío "era el más probable", porque, si ahora Marte sólo recibe el 43% de la energía solar de la Tierra, en su etapa primitiva estaba iluminado por un Sol más joven, con un 25% menos de luz que en la actualidad. "Eso hacía muy probable que el Marte primitivo fuera frío y helado", apuntó.

A su juicio, una inclinación extrema del eje de Marte habría señalado los polos del planeta al Sol y conducido los hielos polares al ecuador, donde se perciben las marcas de drenaje de agua y erosión.

Además, bajo una atmósfera más densa que probablemente existió en el escenario frío, las regiones de las tierras altas en el ecuador reciben el llamado 'efecto de heladas en tierras altas', que provoca la presencia de nieve en los picos de las montañas.


20minutos.es 17/06/15

Científicos de Harvard desmienten que Marte tuviera un pasado cálido similar a la Tierra