La búsqueda de vida en el espacio es todavía un campo de estudio amplio para la ciencia; sin embargo, cada vez se obtienen más respuestas.

La detección de urea podría ser una nueva clave.

A lo largo de la historia, se han desarrollado varias teorías sobre el origen de la vida en el espacio. La astrobiología es una rama científica que nació para encontrar respuestas al respecto.

Una de esas teorías señala que el ARN es el responsable del origen de la vida en el universo por sus cualidades para almacenar, transportar y duplicar la información genética otorgada por el ADN. El ARN tiene un papel fundamental en la formación de moléculas a un nivel universal.

Científicos del Centro de Astrobiología (CAB) encontraron moléculas de urea por primera vez fuera de una región estelar. En 2018, los investigadores hallaron urea, pero en una región interesteral.

El nuevo hallazgo podría ser clave para la formación de vida en el espacio; la urea, junto al el 2-aminooxazol, ayuda en la formación de ribo nucleótidos, compuestos básicos del ARN.

Las moléculas son capaces de producir azúcares sencillos como el gliceraldehido o la dihidroxiacetona. Este proceso es la base para dar origen a la vida, de acuerdo con las teorías del ARN.

Ya había investigaciones para buscar las moléculas en el espacio de manera aislada; sin embargo, encontrarlas juntas es un avance significativo para la astrobiología.

De acuerdo con el nuevo estudio, la urea podría ser una sustancia común en el espacio y podría facilitar las reacciones químicas necesarias para la formación de ARN en los astros.

Las moléculas se podrían unir a objetos estelares como cometas o asteroides y viajar a planetas pequeños que son versiones parecidas a la Tierra hace 3 mil 800 millones de años.

De esta manera, el ARN esparcido por el espacio sería la clave para el origen de la vida a millones de kilómetros de la Tierra.

vix.com / Enrique Blancas, 29/04/2020

Científicos creen que encontraron la clave para sostener la vida en el espacio