Tras involucrarlo en una pelea, el rapero comparte con sus seguidores
una imagen de una crucifixión




Después de la supuesta pelea con el rapero Frank Ocean que tuvo lugar el pasado domingo,
el novio de Rihanna ha hecho una curiosa conexión en su perfil de Instagram.
Al lado de la frase "mostrando cómo me siento hoy", Chris Brown ha colgado una fotografía
de Jesucristo en la cruz, lo que ponía de manifiesto el injusto castigo al que cree que se le está sometiendo
y su respuesta al tuit en el que Frank aseguraba que fue agredido por su compañero de profesión.

"He sido asaltado por Chris y por una pareja de tíos. Jaja. Ojalá el Everest hubiera estado ahí.
Me he cortado un dedo, por lo que no podré tocar con ambas manos en los premios Grammy",
publicó Frank en su perfil de Twitter.

La policía de Los Ángeles habría corroborado el estado de Frank, aunque todavía investiga la
responsabilidad de Chris en el altercado, quien, por otro lado, sigue en libertad condicional
por propinarle una paliza a Rihanna en 2009.

"Los oficiales de la comisaría de West Hollywood están investigando las alegaciones de que Chris Brown
atacó a una víctima anónima. Los oficiales recibieron una llamada que les alertaba de que seis hombres
estaban peleando en el bloque 7.200 del bulevar de Santa Mónica.
Cuando llegaron, los oficiales hablaron con los testigos, que aseguraron que el altercado entre Chris Brown
y la víctima tuvo lugar en un aparcamiento, donde supuestamente Chris Brown golpeó a la víctima.
Después de una breve pelea, ambos fueron separados. Chris Brown y su grupo se marcharon antes
de la llegada de la policía. La investigación sigue abierta y la policía se pondrá en contacto con Chris Brown en breve",
rezaba la declaración que hizo pública la policía de Los Ángeles después de la agresión.