No han sido pocos los alimentos que «de la noche a la mañana», dejaron de ocupar una ubicación preferente en las estanterías de los supermercados para quedar relegados en la memoria de los más nostálgicos.


Con el paso de los años, las grandes marcas de alimentación tratan de reinventarse para ofrecer opciones más originales con las que sobrevivir en un mercado cada vez más competitivo. Una constante renovación que ha «logrado» dejar en fuera de juego a productos que hasta hace poco nos hubiera resultado imposible de imaginar.

...1. Fruitopia

Coca-Cola no da con la tecla

En la década de los 90, la multinacional Coca-Cola Company lanzaba en España una bebida sin gas de sabores tropicales bajo el curioso nombre de Fruitopia. La idea de la poderosa empresa era colocar un producto atractivo que pudiera restarle algo de cuota al Radical, marca estrella de su gran competidor PepsiCo en ese segmento de mercado.

A pesar de su amplia gama de sabores exóticos: manzana, melocotón, mandarina, frutas del bosque..., y de la gran campaña promocional puesta en marcha, Fruitopia no logró los resultados esperados y fue retirada poco antes del cambio de siglo.

...2. Lunchables

Este nuevo concepto de bocadillo que la empresa Oscar Mayer trató de exportar a España no pasó de un simple intento. El envase contenía galletitas saladas y lonchas de queso que en función del «sabor» elegido, se acompañaban de rodajas de salami, chorizo o jamón york.

Pero ya sea por su alto precio o por la falta de perspectiva en un país famoso por una arraigada cultura del pan, los Lunchables pasaron sin más pena que gloria. No así fuera de nuestras fronteras, donde la marca ha ampliado el potencial abanico de consumidores ofreciendo «hamburguesas» y «perritos calientes» bajo el mismo formato.

...3. American Donuts

Nada más entrar en el siglo XXI, una nueva variedad de Panrico inundó los «stands» de miles de comercios españoles. Rellenos de cacao o de crema, los American Donuts saltaron rápidamente a la fama por carecer precisamente del elemento más característico de los donuts originales: el agujero.

Todo parece indicar que las bajas ventas fueron un lastre demasiado grande para continuar en el mercado, aunque a día de hoy aún hay quienes se preguntan cuáles fueron los motivos exactos de su desaparición. En cualquier caso, siempre quedará para el recuerdo el anuncio donde un camarero utilizaba un vaso para satisfacer las exigencias de un cliente que no entendía por qué faltaba el agujero.

...4. Helado Winner Taco

Los helados podrían formar una lista aparte dentro de este peculiar surtido de productos. Casos como los del Frigodedo, Friguron oTwister, ofrecen una buena muestra de ello. Sin embargo, hay uno que llama especialmente la atención debido a la buena acogida que tuvo en su momento.

El Winner Taco era un helado de la marca Frigo compuesto por una galleta en forma de crep, relleno de nata con caramelo, y con una exquisita capa de chocolate crujiente en el perfil más abierto. Su retirada del mercado fue toda una sorpresa y hoy en día existe hasta un grupo de Facebook que pide de nuevo su comercialización.

...5. Cereales Froot Loops

Estos cereales en forma de aros llamaron pronto la atención por presentarse en diferentes colores. Con este peculiar diseño, la marca Kellogg's quiso relacionar el aspecto de los Froot Loops con su novedoso sabor a frutas.

Sin embargo, una mascota con gancho y el poderoso atractivo visual que provocaba en los más pequeños, no bastó para evitar su repentina salida de los establecimientos españoles.

...6. Chicles Boomer

Boomer supone un antes y un después en la industria de los chicles. Muchos de ustedes recordarán esta goma de mascar por su sabor duradero y un mayor tamaño respecto a otras marcas. Además de los clásicos chicles de fresa y menta, llegaron a poner a la venta una amplia gama de variedades que comprendían desde melón, sandía o coca-cola, hasta otros más raros como regaliz y natillas.

Mención aparte merece «el Kilométrico Boomer», una auténtica innovación debido al extenso tamaño que permitía ir comiendo el chicle de poco en poco, y solo apto para las economías infantiles más holgadas.

Su salida del primer plano comercial sigue siendo todavía un misterio, aunque el cierre de la producción en la fábrica de Tarazona (Zaragoza) se presenta como un sólido argumento.

...7. Doritos Rock & Cream

Los Doritos Rock & Cream llegaban a España a mediadios de los 90 junto con los intalterables Tex Mex, cuya bolsa naranaja permanece hoy más asentada que nunca en todo el territorio nacional.

Envasados en bolsa azul, estos snacks de sabor indescriptible fracasaron contra todo pronóstico tras varios años en la cresta de la ola. Posteriormente vendrían otros tipos como los Doritos Salsoon o Taco Latino que tampoco consiguieron hacerse un hueco en la despensa de los españoles.


Abc.es 27/10/13