14 mil jóvenes han firmado una petición para boicotear show
de la cantante en Polonia





Más de 14 mil jóvenes católicos han firmado en contra del concierto que Madonna ofrecerá
en Varsovia el próximo agosto, un evento que "ofende a Jesucristo" y "promueve la homosexualidad",
según los organizadores de esta campaña que esperan alcanzar las 100 mil firmas.

"Superamos ya las 14 mil firmas", recoge hoy la página web Protestuj.pl, donde bajo el título
"No voy al concierto de Madonna" se muestra una imagen de la cantante en una posición
que imita la crucifixión de Jesús, con corona de espinas incluida.

"Las actuaciones de Madonna atacan a la fe católica, porque durante sus conciertos
ofende a Jesucristo, incendia crucifijos y se toca con coronas de espinas.
También promueve la homosexualidad, la voluptuosidad al besar a otras mujeres y la pornografía
al hacer gestos y adoptar posturas impúdicas", señala la web.

El próximo 1 de agosto, fecha del concierto, es día festivo en Polonia, donde se conmemora
el alzamiento de los varsovianos contra la ocupación nazi en 1944, lo que ha hecho que varias
organizaciones de excombatientes también se muestren contrarios a la presencia de Madonna
en una jornada tan significativa para el país.

El último concierto de Madonna en Varsovia tuvo lugar el pasado 15 de agosto de 2009,
día de la Virgen, una jornada que además es fiesta nacional polaca y día de sus Fuerzas Armadas.

En aquella ocasión el concierto también contó con la oposición de grupos ultracatólicos
y ultraconservadores, que aseguraban que la cantante estadounidense es representante
del culto judío de la cábala y embajadora de esta fe, e incluso la llegaron a acusar de satánica.

En aquella jornada el evento contó con la presencia de cerca de 100 mil espectadores,
a los que poco importó la presencia de un puñado de opositores que, a las puertas del evento,
repartían folletos y avisaban a través de un megáfono de la "maldad" de Madonna.