Después de la reforma planteada desde hace mucho tiempo por diversas sociedades protectoras de animales
de la Ciudad de México, por fin se ha aprobado el decreto en la Gaceta Oficial del Distrito Federal
del 30 de enero del 2013.
En el se explicay detalla las penas para todos aquellos que maltraten a los animales.

Los que de manera intencional cometan actos de maltrato o crueldad hacia cualquier animal ocasionándole
la muerte, serán sancionados con entre dos y cuatro años de prisión y de 200 a 400 días de salario mínimo de multa.

Aquellos que maltratren cualquier especie animal y le provoquen lesiones evidentes,
sin que pongan en peligro la vida del animal, se les impondrán de seis meses a dos años de prisión
y de 50 a 100 días de salario mínimo de multa.



El decreto aclara que en caso de que se haga uso de métodos (todos aquellos que lleven a una muerte
no inmediata y prolonguen la agonía del animal), que provoquen un grave sufrimiento al animal previo a su muerte,
las penas se aumentarán en una mitad de lo estipulado.

Los animales que sean víctimas de maltrato serán llevados a lugares adecuados para ser debidamente cuidados.
Asociaciones u organizaciones protectoras o dedicadas a la custodia de animales
podrán solicitar al Ministerio Público o Juez su resguardo temporal o definitivo.