En una nueva entrega para nuestra clásica sección de química sobre los elementos de la tabla periódica, continuamos conociendo el grupo de los llamados actínidos, en esta ocasión, hoy hablaremos acerca del uranio, el número 92 de la tabla. Conoces perfectamente la sección, así que sin más preámbulos, veamos cuáles son las características del urano, sus propiedades y usos.


Características generales y propiedades del uranio

Llamado así de forma algo reciente, tras el descubrimiento del planeta Urano, el uranio posee una larga y compleja historia. Fue descubierto como óxido en 1789 por el gran químico alemán Martin Heinrich Klaproth, quien también descubrió el circonio (Zr) y el titanio (Ti), exactamente 8 años después de que fuera descubierto el planeta Urano. Sin embargo, se sabe que el uranio en forma de óxido, en estado natural, se utilizaba ya en el año 79, en la Antigua Roma y más tarde, en la Edad Media, era ampliamente utilizado en vidriería de color amarillo. Klaproth descubrió el óxido de uranio, pero el elemento no fue aislado hasta 1841, cuando así lo consiguió el químico francés Eugène-Melchior Péligot.

El uranio es un metal de un característico color gris plateado con tonos blanquecinos. Este metal, en estado puro, es maleable, dúctil, fuertemente electropositivo y algo paramagnético, aunque también es un mal conductor eléctrico. Si bien es uno de los elementos más duros que hay, es más suave que por ejemplo el acero y posee una densidad muy alta, siendo un 70% más denso que el plomo (Pb). De los elementos en la naturaleza, el uranio es el más pesado y tiene tres modificaciones cristalográficas: alfa, beta y gamma.

El metal de uranio reacciona prácticamente con todos los elementos no metálicos y también con sus compuestos, aumentando su temperatura con la reactividad, además, también se oxida con el aire y el agua. Al oxidarse, sus estados de oxidación permiten un amplio número de aleaciones y compuestos. No obstante, el uranio y sus compuestos son altamente tóxicos y peligrosos, tanto desde el punto de vista químico como del radiológico, formas de uranio son también inflamables, provocando altos riesgos de incendio.

Se conocen 27 isótopos de uranio, todos ellos inestables y, hoy en día, se emplea ampliamente en el sector nuclear, pues sus propiedades en estos términos son verdaderamente únicas. En altas concentraciones, muchos isótopos fisionables de uranio pueden provocar una reacción nuclear en cadena que resulta ideal para generar calor en reactores nucleares y produce también un excelente material fisible que, tristemente, se utiliza para crear armas nucleares.

Otros datos sobre el uranio:

• Número atómico: 92
• Masa atómica: 238.02891 u
• Símbolo atómico: U
• Punto de fusión: 1132° C
• Punto de ebullición: 4131° C

¿Para qué se usa el uranio?

Como te mencionaba anteriormente, el uranio se usa en las actividades humanas desde tiempos muy antiguos. En la Antigua Roma se empleaba como esmalte para cerámicas y vitrales, así como también en vajilla, sin embargo, con el paso del tiempo se fue dejando de lado su uso pues resultaba terrible para la salud.

Actualmente, el uranio se usa en el sector nuclear, en reactores nucleares y armamento nuclear, entre otras cosas. Algo menos de medio kg de uranio completamente fisionado equivale a 1.500 toneladas de carbón. La bomba atómica que se lanzó en 1945 sobre Hiroshima se elaboró con uranio enriquecido.


Ojocientífico.com 24/01/14