Llegamos a la última entrega en nuestra clásica sección de química sobre los elementos de la tabla periódica. Ha sido un largo camino desde que casi un año atrás nos habíamos propuesto analizar en detalle cada uno de los diferentes compuestos químicos elementales que existen, desde el hidrógeno (H), el número 1, al ununoctio (Uuo), el 118.

¿Te das cuenta de cuánto hemos aprendido de química en todo este tiempo? Bueno, sin más, pasemos a conocer todas las propiedades, usos y características del ununoctio, el elemento número 118 de la tabla periódica y el último de reconocimiento oficial incluído a la misma.



Características generales y propiedades del ununoctio

Tal como ocurre prácticamente con todos los elementos de tipo transactínido, es decir aquellos de carácter superpesado, como los que venimos observando las últimas semanas, el descubrimiento del ununoctio es una cuestión algo controversial que presenta otra disputa entre la comunidad científica estadounidense y rusa.

Este elemento fue oficialmente descubierto en 2002 por los científicos del Instituto Conjunto de Investigación Nuclear de Dubna, pues si bien los estadounidenses del Laboratorio Lawrence de Berkeley, California, ya habían anunciado su hallazgo en 1999, 3 años más tarde, cuando realmente lo sintetizaron en Rusia, los norteamericanos tuvieron que publicar una retractación reconociendo que habían modificado y amañado los experimentos de 1999.

Finalmente, en 2006 se estableció que el elemento fue descubierto en Dubna. Aún hoy no ha recibido un nombre oficial y se lo conoce como ununoctio, que significa uno uno ocho en latín, según disposición de la IUPAC. El ununoctio es un elemento sintético, que no existe en la naturaleza, de tipo transactínido (superpesado) y altamente radiactivo.

Por estas condiciones y por su descubrimiento tan reciente, aún se sabe muy poco sobre este compuesto, pero se espera que sea un gas y se clasifica como no metal, formando parte del grupo de los gases nobles. Apenas existe un único isótopo de ununoctio conocido: el 294-Uuo, con una vida media de 0,89 milisegundos, que a su vez, mediante desintegración alfa, se convierte en 290-Lv. Aún queda muchísimo por investigar acerca del ununoctio.

Otros datos sobre el ununoctio:

Número atómico: 118
Masa atómica: 294 u
Símbolo atómico: Uuo
Punto de fusión: desconocido
Punto de ebullición: desconocido

¿Para qué se usa el ununoctio?

Por sus características, su enorme escasez y su descubrimiento tan reciente, aún no sabemos realmente para qué sirve el ununoctio. Actualmente, su uso está ligado tan solo a la investigación científica.

Ojocientífico.com 03/04/14