Continuando con nuestra clásica sección de química sobre los elementos de la tabla periódica, en la cual desde hace meses venimos analizando cada uno de los diferentes compuestos químicos que existen, hoy es momento de conocer las características y propiedades del seaborgio, el número 106 de la tabla.

Características generales y propiedades del seaborgio

El descubrimiento del seaborgio tiene una historia similar a la del dubnio (Db), elemento que vimos en nuestra última entrega. Curiosamente, se desarrolló casi que en forma simultánea. Se reportó su hallazgo desde el Instituto Conjunto para la Investigación Nuclear de la ciudad rusa de Dubna, en 1964, donde un grupo de científicos logró la producción del ión 259-Sg mediante el bombardeo de isótopos de plomo con isótopos de cromo.

El mismo año, en la Universidad de California, Berkeley, el equipo de científicos liderados por el gran Albert Ghiorso, a través del bombardeo de átomos de californio-249 con iones de oxígeno-18 en el acelerador lineal, lograron el elemento en una forma más desarrollada, siendo su descubrimiento atribuido a estos últimos. Respecto a la nominalización del elemento, el seaborgio recibió su nombre en honor al gigante Glenn Seaborg, Premio Nobel de Química de 1951 y quien, participando directamente en el descubrimiento del americio, plutonio, nobelio, mendelevio, berkelio, californio, curio y torio, fue una figura de enorme influencia en el ámbito de la química.


(Glenn T. Seaborg en el laboratorio)

El seaborgio es un elemento químico sintético y transuránico del cual poco se sabe aún en realidad. Se presume que se trata de un metal sólido, pero al haberse producido apenas unos pocos átomos desde su descubrimiento hasta nuestros días, se ha estudiado en forma muy escasa. Actualmente, existen 12 isótopos de seaborgio conocidos, siendo el 271-Sg el más estable, con una vida media de casi 2 minutos y medio.

Obviamente, este elemento no ocurre en la naturaleza, sólo puede producirse en el laboratorio y mediante un proceso de gran complejidad, razón por la cual poco y nada se sabe aún sobre sus verdaderas propiedades. No obstante, los científicos han encontrado varias similitudes entre el seaborgio y el wolframio (W).

Otros datos sobre el seaborgio:

• Número atómico: 106
• Masa atómica: 269 u
• Símbolo atómico: Sg
• Punto de fusión: Desconocido
• Punto de ebullición: Desconocido

Para qué se usa el seaborgio?

Como ocurre con muchos de los elementos sintéticos y transuránicos como éste, el seaborgio prácticamente carece de utilidad. De todas formas, las pocas cantidades producidas se utilizan para la investigación científica.

Ojocientífico.com 11/03/14