Continuando con nuestra clásica sección de química sobre los elementos de la tabla periódica, en la que ya hemos visto en detalle cada uno de sus componentes, hemos llegado al samario, el elemento número 62 de la tabla. Ya sabes muy bien cómo funciona esta sección, acompáñame para conocer todas las propiedades, los usos y las características del samario.

.....

Características generales y propiedades del samario

El samario fue descubierto en el año 1853 por el químico sueco Jean Charles Galissard de Marignac y aislado por primera vez exactamente 26 años más tarde, en 1879, por el químico francés Paul Emile Lecoq de Boisbaudran, a través de una espectroscopia en complejas líneas de absorción en minerales de samarskita. Así, el samario recibió su nombre por estos minerales, los cuales a su vez fueron llamados así porque se encontraron en las minas de Samarski, llamadas así en honor al coronel ruso Samarski.

Como lo venimos viendo en las últimas entregas, el samario también pertenece al grupo de los lantánidos o las “tierras raras”. El samario posee un característico lustre plateado brillante y es considerablemente estable en el aire. Es un elemento metálico y existen 3 modificaciones cristalinas del mismo, con transformaciones a los 734 °C y 922 °C. A una temperatura de 150 ºC, el samario se inflama en el aire y su sulfuro tiene una excelente estabilidad a temperaturas altas, siendo eficiente hasta los 1.100 °C. Existe poca información acerca de la verdadera toxicidad del samario, por lo cual su manejo necesariamente debe ser muy cuidadoso.

En la naturaleza, el samario se encuentra en minerales junto a muchas otras tierras raras y del mismo modo, también forma parte del metal de Misch, más precisamente en un 1% de su contenido. En estado natural, el samario es en sí una mezcla de varios isótopos, 3 de éstos son inestables y en la actualidad se conocen 21 isótopos de samario.

Otros datos:

• Número atómico: 62
• Masa atómica: 150,36 u
• Símbolo atómico: Sm
• Punto de fusión: 1072° C
• Punto de ebullición: 1803° C

¿Para qué se usa el samario?

Nuevamente, de forma similar a otros elementos lantánidos, el samario es ampliamente empleado en el sector cinematográfico, sobre todo en la iluminación. El SmCo5, un compuesto que mezcla samario y cobalto, forma un imán de gran poder, de hecho, estos imanes poseen la más alta resistencia a la desmagnetización que se conoce en el mundo. El samario también se usa en reactores nucleares para la absorción de neutrones, en la producción de vidrio como absorbente de infrarrojos y algunos compuestos en la deshidratación y deshidrogenación de alcohol etílico, entre otras cosas.

Ojocientífico.com 18/10/13