No queremos juzgar los gustos musicales de nadie, pero después de un exhaustivo análisis, estas son las peores



Algunos de los integrantes de esta lista podrán ser de lo más talentosos, pero la verdad
que estas canciones se han convertido en un tedio.
Entre usarlas como temas de bodas (aunque ni entendamos de qué hablan), hasta escucharlas una y otra vez en el radio.

"Can You Feel The Love Tonight" de Sir Elton John.

Él podrá ser uno de los hombres más aclamados de la música, pero cuando se trata
de el soundtrack de El Rey León se saca un tache. Evidentemente todos amamos más Hakuna-matata,
así que en la lista, esta bella melodía no podía faltar.



"More Than Words", Extreme.

¡No nos hagamos, seguro se la dedicamos al sweethart de la secundaria!, pero una vez más en acústico,
en radio, o en la guitarra de nuestro mejor amigo y vamos a gritar. La primera vez que la escuchas te sientes melancólico,
pero la millonésima simplemente quieres demandar al escritor.

La peor parte vine cuando dicen "'I love you' is not the word I want to hear from you", que significa
"Te amo, no es lo que quiero escuchar de ti", y que nos hace preguntar,
¿entonces que te gustaría escuchar si estas enamorado?, ¡Te odio! Pero juzguen ustedes.



My Heart Will Go On", Celine Dion.

"¡Amamos Titanic!", seguramente será lo que nos escriban en comentarios los fanáticos de esta canción,
pero debemos ser honestos, ya estamos bastante cansados del tema por excelencia de las bodas melosas.
Si bien el primer acorde nos envía directo al bello rostro de Leonardo DiCaprio, debemos parar.



"Your Body Is A Wonderland", John Mayer.

El escuchar esta canción nos recuerda un enorme oso de peluche en una feria local, ¡el amor está en el aire!,
sin duda, pero la voz de John Mayer y la sola idea de que nos diga que "tu cuerpo es el País de las Maravillas",
ya no lo podemos tolerar.



"(Everything I Do) I Do It for You", Bryan Adams.

Un proverbio chino asegura que "si me engañas una vez es tu culpa, si me engañas dos veces es mi culpa",
y esta canción lleva esa frase en CADA PARTE DE SU CORO. Si la escuchas una vez, está bien, todo es muy lindo,
pero si la escuchas más en verdad será bajo tu propio riesgo.



"Truly Madly Deeply", Savage Garden.

Más recuerdos de los años 90, esta es otra muy clásica de las bodas, no sabemos
cuál es la fijación de la gente al dedicar esta rola, pero es de las que simplemente debería desaparecer.