Rica en vitaminas A, C y del grupo B, la remolacha es una buena fuente de fibras, hierro y proteínas.



Como alimento es entonces una «bomba de nutrientes», con beneficios que van desde la mejora de la visión, la acción antioxidante, la mejora del sistema inmunológico y hasta puede reducir las chances de tener presión alta, cáncer o accidentes cardiovasculares (ACV).

Todos estos beneficios de la remolacha se pueden percibir a largo plazo y a través del consumo regular, pero hay otros efectos de consumir remolacha que se producen inmediatamente y pueden notarse poco después de su ingesta.

La remolacha y sus efectos de color

Si alguna vez fuiste al baño y te asustaste al notar el cambio de color en la orina o en la materia, puedes tranquilizarte si recientemente consumiste remolacha.

El color rojo, que puede asemejarse a rastros de sangre, en realidad se deben a la expulsión de carotenoides y flavonoides.

Las sustancias antioxidantes dan el color al alimento y pueden ser eliminadas a causa del ácido presente en el estómago. No siempre ocurre este cambio en el color de la orina pero, si lo hace, no indica problema de salud alguno.

Otro efecto colateral del consumo de remolacha son las mejillas ruborizadas.

El fenómeno ocurre a causa del nitrato que contiene la remolacha, que dilata los vasos y aumenta el flujo sanguíneo, afectando especialmente esa zona del rostro, donde abundan los vasos sanguíneos.

vix.com / Ernesto William

Cambios que puedes notar inmediatamente tras comer remolacha: desde las mejillas hasta la orina