Los padres de un pequeño de solo dos años de edad tenían la sospecha
de que el se levantaba por la noches a robar las cosas de su hermanita.

Así que para estar seguros de que lo hacia y de como lo hacia pusieron una cámara
de video instalada fuera del cuarto de la pequeña.

Y lo que descubrieron fue muy interesante, pues el pequeño sin temer a la oscuridad y muy sigilosamente
baja de su recamara a la de su hermana para llevarse sus cosas,
es muy curioso todo lo que hace con tal de salirse con la suya...