Los científicos de la Universidad de Warwick han quedado sorprendidos con el primer análisis de los vientos de un exoplaneta.


Compara el color de los planetas de nuestro sistema solar con el exoplaneta HD 189733b. Imagen Creditos: NASA, ESA, and A. Feild (STScI)

A primera vista, HD 189733b no es un planeta demasiado emocionante. Situado a 63 años luz de nuestra Tierra, pertenece a la categoría de los “Júpiter calientes”, al ser un 10% más grande que nuestro vecino del sistema solar.

La parte interesante es la de “caliente”, con temperaturas que alcanzan los 1.250 ºC. ¿El motivo? Que la órbita de HD 189733b alrededor de su estrella es muy corta, de apenas 2.2 días terrestres; en otras palabras, está a una distancia 180 veces menor que la de Júpiter y el Sol.


Muestra el exoplaneta HD 189733b orbitando en su estrella amarilla- naranja HD 189733. Imagen Credito: NASA, ESA, and G. Bacon

El primer análisis de los vientos de un exoplaneta da resultados increíbles

Por eso HD 189733b ha sido el candidato perfecto para estudiar por vez primera la meteorología de un exoplaneta; aunque conocemos hasta cierto punto a los planetas que conforman el sistema solar, hasta ahora no sabíamos mucho de cómo eran los que orbitaban otras estrellas.

Lo que se han encontrado los científicos usando el telescopio HARPS en Chile es, en una palabra, brutal. Como HD 189733b siempre muestra la misma cara a su estrella, la diferencia de temperatura del aire entre la zona en la que es de día y la zona en la que es de noche provoca vientos de una velocidad absurda, alcanzando los 2 kilómetros por segundo, o 8.700 km/h. Eso es 20 veces superior a los vientos más fuertes registrados en la Tierra.

Los científicos detrás del descubrimiento esperan que la novedosa técnica usada para medir estos vientos, que implica medir el espectro de absorción del sodio de la atmósfera, puede ser usada en exoplanetas más parecidos a la Tierra para aprender más de su clima (un aspecto vital para viajar a ellos en el futuro).


omicrono.com / 13 noviembre, 2015 — Adrian Raya

Los vientos de un exoplaneta alcanzan los 2 km por segundo