Tomarse un bocadillo es uno de los mayores placeres de la vida. Te damos varias ideas de bocatas sencillos y saludables para que sigas disfrutando como un niño

Los bocadillos son una excelente opción para alimentarse. Además de estar muy ricos, con su pan crujiente y calentito, son muy socorridos cuando uno no quiere cocinar, cuando se va de excursión al campo o, incluso, para comer en la oficina. Gracias a su versatilidad, ofrece infinidad de opciones de elaboración y muchas de ellas son de lo más saludables.

De hecho, todos tenemos recuerdos de infancia asociados a ese bocadillo que nos preparaban en casa y que comíamos con ganas (y hasta con ansia) en el patio del colegio a la hora del recreo. Y es que los bocatas son una estupenda alternativa para que los peques de la casa coman de forma sana en el cole.

Versátil, fácil de preparar y saludable

¿Qué hay más fácil de preparar que una barra de pan abierta en dos mitades y en cuyo interior puedes meter o untar cualquier tipo de alimento, ya sea este crudo o cocinado? Sin embargo, las dudas en torno a este clásico de nuestra gastronomía hacen que quizás no se consuma todo lo que uno quisiera.

Unos piensan que se come demasiado pan, otros que su ingesta nos hace engordar y otros que no es saludable ni para niños ni para mayores. Y es normal, porque la preocupación por la nutrición nos ayuda a cuidar de nuestra salud. Pero ¿por qué vas a renunciar al placer de tomarte un buen bocata?


El bocadillo perfecto: buen pan, lechuga, proteínas y grasas saludables. (iStock)

Comer un bocadillo a media mañana o, de forma eventual, como comida o cena rápida no tiene por qué ser perjudicial si se eligen los ingredientes correctos ya que puede resultar ser una comida equilibrada que aporte la energía y los nutrientes necesarios sin que exista un exceso de calorías. De hecho, es preferible un rico bocata a cualquier plato procesado lleno de grasas saturadas, conservantes, edulcorantes y colorantes.

Entre los ingredientes que debe incluir un bocadillo saludable está, por supuesto, el pan. Este debe ser, a ser posible, integral, de calidad y con cereales no refinados y semillas, ya que aportan fibra. Además, debe incorporar algún tipo de vegetal como la lechuga, el tomate, cebolla o calabacín. En cuanto a las proteínas, son buenas las de origen animal como el jamón york, la pechuga de pavo o de pollo, el lomo, el salmón o el atún.

La versatilidad del bocata ofrece mil opciones de elaboración, muchas de ellas saludables

Y en cuanto a las grasas, que sean saludables y en pequeñas dosis, ya sea el aguacate, los frutos secos o el aceite de oliva. El bocata puede, además, complementarse con una fruta o un lácteo, que nunca están de más. Teniendo todo esto en cuenta, las opciones que se abren a la hora de elaborar un bocadillo sano y delicioso son infinitas, estando su aporte energético entre las 150 kcal y las 500 kcal.

Ideas de bocadillos saludables:


• Bocadillo de jamón serrano, tomate y AOVE.

• Bocadillo de atún, huevo duro, lechuga, tomate, aguacate.

• Bocadillo de tomate, aguacate y salmón ahumado.

• Bocadillo de pechuga de pavo, tomate, lechuga, queso y aguacate.

• Bocadillo de atún, pimientos asados y aceitunas.

• Bocadillo de pechuga de pollo a la plancha, queso, espinacas, tomate y mayonesa casera.

• Bocadillo de queso fresco, calabacín a la plancha, tomate seco y AOVE.

• Bocadillo de hummus, berenjena a la plancha y queso.

alimente.com / 13/11/2022

Bocadillos saludables que son fáciles de preparar y los puedes comer a diario