El cohete BepiColombo en su primera misión de la ESA ha despegado correctamente y se encuentra de camino a Mercurio con éxito.

..... El cohete BepiColombo ha despegado con éxito. La primera misión de la ESA destinada a llegar al planeta Mercurio se ha iniciado sin éxito y el cohete ya está en órbita camino a su destino. El lanzamiento ha tenido lugar a las 01:45 GTM (aquí a las 3:45 de la madrugada). Su viaje durará nada más ni nada menos que 7 años y ya se ha iniciado.

La Agencia Espacial Europea lanza sin problemas su cohete a Mercurio

El lanzamiento ha tenido lugar desde el puerto espacial de Kourou, en la Guyana Francesa. A la hora mencionada, el BepiColombo comenzó a despegar sobre su propulsor Ariane 5. La duración estimada del viaje será de unos 7 años y la distancia recorrida será de unos 9 mil millones de kilómetros para cubrir los 240 millones de kilómetros que hay entre la Tierra y el planeta más cercano al sol.

El lanzamiento fue casi impecable. A los dos minutos del comienzo del vuelo, los dos propulsores sólidos del cohete cayeron lejos de la primera etapa del Ariane 5 y el carenado (el recubrimiento protector de la nave) que protegía a la nave se desprendió exactamente un minuto después.

Todo se tranquilizó (y apagó) pasados unos 9 minutos. Tras este tiempo el BepiColumbo y su módulo de transferencia, situándose en la órbita baja de la Tierra. La separación de la nave aconteció 27 minutos después del despegue. Las primeras señales confirman que la sonda está activa y en funcionamiento.

Según la ESA, los paneles solares que impulsarán al BepiColombo a Mercurio completarán su despliegue 74 minutos después del lanzamiento. La nave luego se someterá a tres días de revisiones del sistema a medida que avanza en el espacio y se realizarán antes de que se enciendan los impulsores de iones principales en el módulo de transferencia.

El viaje será complicado y necesitará mucha energía

El viaje por el contrario no será fácil. Debido a la atracción gravitatoria del Sol, el coste de la energía necesaria para llegar a Mercurio es equivalente al que se necesitaría para llegar a Plutón. El propulsor del BepiColombo, el Ariane 5, no es suficientemente potente como para realizar ese viaje por sí solo, por lo que dependerá de una serie de maniobras para alcanzar la velocidad necesaria para llegar a Mercurio en 2025.

Para hacer estas maniobras, el cohete deberá realizar sobrevuelos en determinadas fechas sobre ciertos planetas. Por ejemplo, el primer sobrevuelo sería en la Tierra en abril del año 2020. Los dos siguientes se realizarán en Venus en octubre de 2020 y agosto de 2021 respectivamente. Finalmente, habrá seis sobrevuelos de Mercurio entre 2021 y 2025, antes de que la sonda finalmente llegue a la órbita el 5 de diciembre de 2025.

En el momento en el que el BepiColombo llegue a Mercurio, se separará en dos orbitadores separados: el Mercury Planetary Orbiter (MPO) de la ESA y el Mercury Magnetospheric Orbiter (MMO) de la JAXA. Estos orbitadores llevarán a cabo estudios complementarios del planeta para conocer su estructura, campo magnético y su atmósfera casi inexistente para recabar más datos. Aunque esto, por supuesto, será cuando llegue a Mercurio dentro de 7 años.

omicrono.com / Manuel 20/10/2018

BepiColombo ha despegado y se encuentra de camino a Mercurio