... Por algo en los mejores spas y balnearios utilizan piscinas de agua salada. El mar es beneficioso para el cuerpo y para el alma, pero sobre todo para nuestra piel.

Que el agua del mar relaja los músculos y ayuda deshacer las contracturas lo sabemos todos. Pero además de estos beneficios, el agua salada posee propiedades curativas, ya que a diferencia del agua dulce, ésta tiene componentes tales como el yodo, zinc, sodio o potasio, que son muy beneficiosos para nuestra salud. Estos componentes son absorbidos por el cuerpo al contacto con el agua. Por otro lado, los minerales que componen el agua de mar nutren la piel y contribuyen a una mayor elasticidad y firmeza; además, la sal del agua actúa como exfoliante, ayudando a eliminar las células muertas.

El agua salada tiene también propiedades antisépticas, por eso si tenemos una pequeña herida no debemos preocuparnos si nos molesta un poco; como dirían nuestras abuelas, eso es que está curando. La concentración mineral del agua tiene propiedades curativas en reacciones alérgicas y eccemas, pues acelera la curación de éstas y actúa como antibiótico natural.

Así que, olvídate ya de la piscina y date un baño reparador en el mar.

harpersbazaar.es 13/08/14