Hay quienes las consideran una planta medicinal por sus diferentes propiedades nutritivas y sus beneficios. Ya sea con nata, con crema, yogurt, chocolate, zumo o hasta en helado, es una de las frutas con más vitaminas y propiedades que existen.


Gracias a que el 85% de su contenido es agua, las fresas ayudan a depurar el organismo de toxinas y favorecen el buen estado de la piel.

Previenen las infecciones debido a su alto contenido en vitamina C, por eso son ideales para prevenir los resfriados inoportunos.

Contribuyen a disminuir el nivel de colesterol en sangre y sirven como antiinflamatorio natural.

Por su alto nivel en fibra ayudan a combatir el estreñimiento y las subidas bruscas de glucosa en sangre.

Actúan como dentífrico natural, ayudando a blanquear la dentadura y, además, gracias a sus propiedades bactericidas previenen la aparición de caries y la formación de sarro.

tapasmagazine.es / María Calonge, 23 enero 2019

Beneficios de incluir las fresas en tu dieta