Muchas veces los niños no necesitan juguetes caros pues ellos se distraen con cualquier cosa.
Y prueba de ello son estos niños que con tan solo unas ligas se divierten, pues las ponen en las manijas de una alacena…