Batidos, refrescos sanos o zumos, utiliza las frutas que tienes normalmente en la cocina para preparar tu bebida y evitar refrescos artificiales

...Antes de que te des cuenta el calor ya estará aquí y si, eres de las que huyen de los refrescos embotellados, te damos algunas ideas para hacer los tuyos.

Lo bueno es que como no se utilizan conservantes ni similares serán mucho más saludables y, además, a tu gusto. Lo mejor es que gracias a las propiedades de la fruta, también ayudarán a calmar el hambre entre horas.

Una bebida isotónica: el zumo de un par de naranjas, medio limón, medio pomelo, agua, azúcar y un poco de sal. Deja dentro del recipiente los algunos trozos de las frutas.

Un batido con vitaminas: un plátano en rodajas, media taza de avena previamente cocida, leche de almendra, un poco de vainilla y una cucharada de miel. No echarás en falta el azúcar, es dulce de manera natural y podrás disfrutar de ello sin sentirte culpable.

Un smoothie diferente: bate plátano, naranja, manzana y pasta de violetas (se consigue en algunas pastelerías y comercios especializados). Cuando lo pruebes te darás cuenta de que es una gran idea para aportar vitaminas con un aroma y un sabor que te recordarán a los dulces de tu infancia.


harpersbazaar.es 04/05/14