Este es el momento en el que un gato entra en el “ring” para “luchar”
contra un adversario intrépido llamado reproductor de DVD.

Parece que el DVD saca de quició al gato y cada vez que su familiar lo abre da
comienzo una batalla épica.