Las aves son un grupo extraordinariamente diverso. Son las reinas indiscutibles de los cielos entre los vertebrados del planeta, si bien algunas han evolucionado en la conquista del medio acuático e incluso, el terrestre, perdiendo la habilidad de volar. Entre estas últimas están las llamadas aves corredoras, grupo que incluye algunas de las más grandes del mundo, entre las que se encuentra el Casuario de Ceram, un extraordinario y restringido animal del cual te hablaremos hoy.


Algunas características de los casuarios

Los casuarios de Ceram (Casuarius casuarius) son endémicos de algunas zonas de Australia, la isla de Nueva Guinea y otras pocas islas de esta remota región de la Tierra, donde habitan preferentemente en sitios elevados, en el interior de la selva tropical lluviosa.

En su etapa adulta, estas aves curiosas presentan un plumaje totalmente negro y brillante y presentan un carácter distintivo en su cabeza, un casquete de cartílagos calcificados que tiene forma triangular y que está unido al cráneo. Su cabeza y cuello no tienen plumas, pero la piel adquiere en estas regiones unas bellas tonalidades azul, rojo o anaranjadas que hacen que esta ave sea muy llamativa.

Las hembras son más grandes que los machos, pudiendo alcanzar hasta un metro y medio de altura y pesar unos 80 kg. Se alimentan fundamentalmente de semillas que recogen en el suelo de la selva, aunque pueden comerse también algún pequeño animal que tengan a su alcance, como pequeñas ranas o algunos reptiles.
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.

Curiosidades del casuario de Ceram

El casuario de Ceram es considerada como una de las aves más agresivas de todo el planeta. Son especialmente violentas en época de cría, cuando defienden fieramente su territorio contra los intrusos. Con grandes saltos con los que proyectan hacia adelante sus garras potentes, pueden causar serias heridas incluso en los seres humanos, por lo que hay que tener mucho cuidado al acercarse a un Casuario. También pueden emplear su duro casquete en los ataques. Su aspecto y su fiereza han hecho que estas aves recuerden mucho a un velociraptor, un conocido dinosaurio bípedo y carnívoro.

Otro aspecto muy interesante de esta extraña ave debemos buscarla en su conducta reproductiva. Durante la época de cría, la hembra selecciona un macho y se traslada al territorio de este, donde copula y pone sus huevos, los cuales son cuidados la mayor parte del tiempo por este, incluyendo a los pequeños. Estos nidos están a veces compuestos de huevos fecundados por varios machos diferentes, con lo que se amplía la variabilidad genética de la prole, incrementado así la posibilidad de sobrevivir de los polluelos. También se dan casos en que la hembra deja al macho con la nidada y no regresa más, pues se une a otro y hace un nuevo nido con su nuevo compañero.

El Casuario de Ceram está en peligro de extinción debido a la pérdida de su hábitat, el cual se estima que se ha reducido hasta solo quedar un 25% de su extensión original. Otra causa de muerte constante de individuos de casuarios son las colisiones con los vehículos en las carreteras, que atropellan decenas de estas aves cada año, y en menor medida la caza y las enfermedades.


Ojocientífico.com 19/02/14