Grayson Clamp es un niño de tres años de edad de Charlotte, Carolina del Norte, Estados Unidos que nació sin nervio coclear,
que conecta el tronco cerebral a las ondas auditivas en el exterior.

Científicos de la Universidad de Carolina del Norte, han logrado introducirle un implante auditivo en el tronco del cerebro dentro
de un estudio clínico que experimenta por primera vez con este tipo de operaciones, hasta ahora limitadas a adultos en Estados Unidos.

Según explicó Craig Buchman, su cirujano, a la CNN: El implante de Grayson consiste en un procesador del discurso externo que,
a través de un micrófono, traduce los sonidos en sus componentes de frecuencia y envía la información por la piel hasta un dispositivo
que estimula los electrodos del núcleo coclear de su cerebro.

En este vídeo podemos ver la reacción del pequeño al escuchar la voz de su padre por primera vez….