Tampoco vamos a decir que el azúcar sólo nos provoca perjuicios, pero sí que uno de sus principales objetivos a derribar es el cerebro. Y lo hace de esta manera.

El azúcar deteriora la memoria, así lo ha confirmado la Universidad Nacional de Australia, dado que el exceso de azúcar en sangre nos hace retener menos información.

También encoge el cerebro: hay una relación entre la contracción de la amígdala cerebral y la reducción del hipocampo delantero.

La Universidad de Priceton ha determinado que el azúcar crea adicción. Si se toma en exceso tiene capacidad para estimular los receptores de opioides cerebrales.

Incluso puede llegar a provocar demencia en las personas al sucumbir a un consumo masivo. La probabilidad de padecer esta enfermedad es de un 18% con respecto a un consumo moderado.

El azúcar provoca una pérdida de elasticidad y funcionalidad de los tejidos por lo que el cerebro va quedando más débil con cada consumo de azúcar.

Así perjudica el azúcar a tu cerebro - - Esquire