Puede que la llegada de un nuevo iMac no sorprenda a muchos, pero lo que no podemos negar es el gran cambio que supone este nuevo iMac. Con un diseño un 45% más delgado, el nuevo equipo de sobremesa destaca por su diseño sin bisel (respecto al vídrio de protección) y la eliminación de la unidad óptica, una decisión que sin duda ha ayudado a exprimir al máximo el grosor final del equipo. Al igual que en genraciones anteriores, este nuevo iMac llegará en versiones de 27 y 21,5 pulgadas, con resoluciones de 2.560 x 1.440 y 1.920 x 1.080 píxeles respectivamente, ángulos de visión de 178 grados y 300 nits de brillo.

Interiormente se ha saltado a la generación de procesadores Ivy Bridge de Intel en sus versiones Core i5 y Core i7, gráficos NVIDIA Kepler, hasta 768 GB de almacenamiento Flash/3 TB HDD y hasta 32 GB de memoria RAM. Entre otros detalles podemos encontrar una cámara FaceTime HD integrada, doble micrófono, altavoces estéreos y conectividad WiFi 802.11n y Bluetooth 4.0. En la zona trasera de conexiones se encuentran 4 puertos USB 3.0, 2 puertos Thunderbolt (3 en el modelo de 27 pulgadas), Ethernet gigabit y auriculares.

El precio de los nuevos iMac comenzará en los 1.379 euros con el modelo de 21,5 pulgadas llegando hasta los 1.899 euros del precio base del modelo de 27 pulgadas. Estas cantidades evidentemente se incrementarán según las distintas personalizaciones que apliquemos, como cambios de procesadores, aumento de memoria RAM y cambio de unidad de almacenamiento. En cuanto a la fecha de lanzamiento, se pondrán a la venta en noviembre y diciembre respectivamente.