El gigante tecnológico Apple abrió hoy en Pekín su mayor tienda en Asía, la sexta en el territorio chino y la tercera que la firma estadounidense en la capital. La multinacional de la manzana mantiene un idilio con China, empañado por denuncias laborales y huelgas en sus fábricas.

Con un área de 2.300 metros cuadrados y más de 300 empleados, la tienda recién inaugurada está en la céntrica calle pequinesa de Wangfujing, una de las más comerciales, detalló el vicepresidente de la cadena de tiendas de Apple, John Browett, según Xinhua.

Cientos de fanáticos chinos de Apple se congregaron en los alrededores de la tienda y formaron largas colas hasta la 1:00 GMT, cuando el nuevo establecimiento abrió sus puertas.

"Vamos a morder la 'manzana'", comentó uno de los clientes, de acuerdo con la fuente.

La firma inventora de famosos productos tecnológicos como el iPhone o el iPad actualmente posee 390 tiendas en todo el mundo y con planes de expandir su presencia aún más en China.

Browett adelantó que su compañía está a punto de abrir un nuevo establecimiento en la ciudad de Shenzhen, en el sur de China, y que en el futuro colocará más de estos establecimientos en todo el país.