Debido a que no está al día con los impuestos en su país, la española podría pasar tres años en prisión

La evasión de impuestos ha traído muchas consecuencias a varios famosos, y en esta ocasión Ana Torroja está a punto
de pasar tres años privada de su libertad por sus problemas legales.

Ana es acusada de evasión fiscal en la ciudad de Mallorca, España, debido a que supuestamente
la intérprete ha defraudado a Hacienda con más de un millón de euros.

Torroja pidió una anulación de los cargos que se le imputan, pero el juez decidió rechazar la solicitud
y ahora está a punto de pasar un buen tiempo de su vida atrás de las rejas si no paga una fianza.

El magistrado acordó que la cantante española tendrá que pagar una fianza de 1.8 millones de euros para concederle su libertad.