El fabricante estadounidense de microprocesadores AMD ha anunciado una nueva ronda de despidos, que en esta ocasión afectarán al 15% de su plantilla, unos 1.750 trabajadores, después de informar de que en los nueve primeros meses del año registró pérdidas de 710 millones de dólares (546 millones de euros), frente a las ganancias de 668 millones de dólares (514 millones de euros) del mismo periodo del año anterior.

La compañía, que ocupa la segunda posición en el mercado mundial de microchips por detrás de Intel, precisó que una parte significativa de este plan de reestructuración se implementará en el cuarto trimestre de 2012 e incluirá recortes de plantilla y consolidación de centros de producción.

AMD espera que las medidas de reestructuración adoptadas en el cuarto trimestre resultarán en un ahorro de costes operativos de 20 millones de dólares en el último trimestre del año y de 190 millones de dólares en 2013, indicó la empresa, que contabilizará un gasto extraordinario de unos 80 millones de dólares como consecuencia de estas acciones.

El presidente y consejero delegado de AMD, Rory Read, defendió que el ajuste de plantilla "es un paso difícil, aunque necesario para aprovechar una eventual recuperación del mercado y capitalizar las oportunidades de crecimiento más allá del tradicional mercado de PC".

Nuevas pérdidas
El anuncio de esta reestructuración de plantilla coincidió con la presentación de los resultados de la empresa en los nueve primeros meses del año, en los que registró pérdidas por importe de 710 millones de dólares (546 millones de euros), frente al beneficio de 668 millones de dólares (514 millones de euros) del mismo periodo de 2011, mientras que sus ventas disminuyeron un 12,5%, hasta 4.267 millones de dólares (3.282 millones de euros).

En el tercer trimestre del ejercicio, AMD registró pérdidas de 157 millones de dólares (120 millones de euros), frente a las ganancias de 97 millones de dólares (75 millones de euros) del añio precedente, mientras que sus ventas bajaron un 24,8%, hasta 1.270 millones de dólares (977 millones de euros). Asimismo, de cara al último trimestre del año, el fabricante de microprocesadores espera que sus ventas disminuyan un 9% respecto al cuarto trimestre de 2011.

"La industria del PC atraviesa un periodo de grandes cambios", apuntó el máximo ejecutivo de AMD, quien defendió las iniciativas de la empresa para cambiar su perfil por un nuevo modelo de negocio de menor coste.