..... Además de los beneficios nutricionales para el organismo, este fruto seco también te cuida por fuera.

Todos los frutos secos, en mayor o menor medida, son buenos para disfrutar de una buena salud, además de estar buenos, poder tomarlos a cualquier hora del día y acompañarlos con dulce y salado. Pero las almendras juegan con ventaja: cuidan tu piel y tu pelo.

Puede que seas de los que pasa de echarse cremas. Sin importar los motivos de esta negación, debes saber que existen otras muchas formas de cuidarte. ¿Una de ellas? Comiendo almendras.

Las almendras son ricas en vitamina E, lo que ya significa una buena noticia para la estética de la piel, el cabello y las uñas. Esta vitamina actúa principalmente en la fase de crecimiento del pelo y las uñas, ayudando a que ambos crezcan sanos y con un aspecto saludable. Ser y parecer.

Un beneficio que se ve aumentado con su contenido en calcio, también efectivo en las fases de crecimiento de uñas y pelo.

Comer almendras (una ración de diez equivale a una espinaca) es tan beneficioso para la piel que sin necesidad de un tratamiento paralelo podemos tener la jugosidad necesaria para evitar descamaciones y problemas dermatológicos. De ahí la existencia de tratamientos a base de aceite de almendras.

Su alto contenido en fósforo es un aliado de la buena salud bucal, dando a los dientes la fuerza y la calidad necesaria para seguir batallando con ellos cada chuleta.


esquire.es / CRISTINA ROMERO | 6/3/2015

Almendras, tu elixir estético