En líneas generales, la gran mayoría de los alimentos son beneficiosos para el organismo. Sin embargo, hay un grupo selecto que favorecen a la parte del cuerpo con la que guardan una gran similitud. ¿Lo sabías? ¡Te van a sorprender!

¿Sabías que hay algunos alimentos que tienen una gran similitud con las partes del cuerpo para las que son saludables?

Una antigua doctrina, que viene de la época de Galeno, un conocido médico griego del siglo III, asegura que las plantas y ciertos alimentos tienen en sus formas el significado concreto de todos ellos sobre el organismo.

Con el paso de los años, algunos botánicos han seguido entendiendo esa relación como mucho más que una coincidencia aunque otros muchos lo consideran una "auténtica casualidad". Y tú, ¿qué piensas? ¿Realmente crees que tiene una explicación?

A continuación, repasamos los alimentos que son capaces de beneficiar a aquellas partes del cuerpo a las que se parece.

... Zanahoria/Ojo

Si cortamos una zanahoria por la mitad, podremos comprobar el gran parecido que guarda esta hortaliza con el ojo humano en su interior.
Es conocido por todo el mundo el gran beneficio de esta sobre la vista, ya que contiene un gran número de vitaminas y antioxidantes (caroteno) que aporta mucho a jóvenes y mayores.

Por ejemplo, la zanahoria es muy buena para reducir enfermedades relacionadas con los ojos como pueden ser las cataratas.

La zanahoria también es muy beneficiosa para disminuir la posibilidad de que se produzca una degeneración macular, es decir, que la mácula (tela amarillenta) afecte de forma importante a la visión de la persona que la padece.

... Patatas/Páncreas

¿Crees que la patata guarda un parecido razonable con el páncreas? Según algunos botánicos SÍ y es algo que se ha ido conservando poco a poco con el paso del tiempo.

Ayuda al correcto funcionamiento del páncreas, protegiéndole con sus partículas antioxidantes que evitan que se puedan producir disfunciones y daños en las zonas más expuestas a enfermedades como el cáncer.

También es destacable su incidencia en el índice glucémico, el cual regula y controla en los niveles que deben estar controlados en el ser humano.

... Nuez/Cerebro

El parecido entre la nuez y el cerebro humano es más que razonable. Lo mejor de este fruto seco, además de reducir el colesterol (¡no te pases porque engordan mucho!), es su importante beneficio sobre la función cerebral gracias a su alto contenido en omega 3.

Algunos estudios han asegurado en los últimos años que la nuez ayuda a acabar con la zona de proteínas que suele tener una relación importante con el Alzheimer.

Ambos tienen dos hemisferios, les protege una dura cáscara y tienen como similitud que poseen el mismo porcentaje de grasa: un 68%. No, no lo decimos nosotros, lo asegura Elaine Wilkes, una conocido naturópata estadounidense. ¡Lo que son las cosas!

... Naranjas/ Pechos

Aunque para algunas personas los senos femeninos guardan mucha más similitud con la pera, los botánicos aseguran que la relación correcta de esta parte del cuerpo DEBE hacerse con la naranja.

Si cortamos una naranja por la mitad, se puede apreciar como aparecen divisiones muy similares a las que separan el tejido mamario.

La naranja aporta vitamina C y elementos como los bioflavonoides, los cuales ayudan a mantener la salud del pecho y evitar el desarrollo de células cancerígenas.

Un zumo cada mañana es la solución perfecta para esta enfermedad. ¿Te aplicas el cuento?

... Vino/Sangre

Según los médicos, una copa de vino en las comidas es muy beneficiosa para la salud. ¿A qué crees que puede parecerse esta bebida? Sí, a la sangre. La sangre admite en buena medida la ingesta del vino tinto, ya que se trata de una elevada fuente de antioxidantes y que protege la sangre ante el aumento del colesterol LDL, es decir, el llamado colesterol malo.

Eso sí, aunque sus beneficios sean buenos NO es recomendable abusar de él debido a su posible efecto adverso si se toman en cantidades importantes.

... Apio/Huesos

El apio se parece mucho a los huesos que tenemos repartidos por todo el cuerpo. Algunos estudios realizados por médicos y científicos aseguran que comparten algunos números. ¿Cuáles? Una cuarta parte de su composición es sodio.

El sodio está presente en un gran número de alimentos y el mineral, presente en el apio (que también ofrece al organismo una fuente importante de magnesio) posibilita un fortalecimiento de los huesos y del funcionamiento del sistema nervioso.

Ya sabes lo que tienes que hacer. Un puré de verduras y ya verás cómo no estás tan débil por las mañanas quejándote de que has dormido mal...

... Judías/Riñón

¿Crees que existe parecido entre las judías y los dos riñones que tienes en el cuerpo? A simple vista sí que guardan un gran parecido y sí que las judías afectan de forma positiva al funcionamiento de este órgano que pertenece al sistema endocrino.

Las judías (y en líneas generales las legumbres) ayudan al correcto funcionamiento del riñón y a que trabaje perfectamente durante el día. ¿Cómo? Con su alto contenido en fibra, magnesio y potasio, las judías evitan la aparición de piedras y cálculos en los riñones y de que aparezca el temido estreñimiento.

... Tomate/Corazón

El tomate es una fruta (sí, también se considera como una fruta) muy beneficiosa para el corazón, parte vital de nuestro cuerpo con el que guarda un gran parecido. ¿Por qué contribuye a que este órgano funcione mucho mejor?

Su alto contenido en licopeno ayuda a que las enfermedades relacionadas con el corazón puedan evitarse, ya que se trata también de un antioxidante de la familia de los carotenoides y que permite que el tomate sea además una fuente indispensable para la mejora de las funciones antiinflamatorias.

... Champiñón/Oído

Si las setas/champiñones están en tu dieta habitual, probablemente tengas una salud auditiva muy correcta. ¿A qué se debe esta peculiaridad? Todo tiene una explicación. Las setas contienen vitamina D, la cual incide en los huesos, incluso en los más pequeños que tiene todo ser humano en el oído.

Sí, esos mismos huesos que aprendiste en el colegio y que recitabas de memoria: martillo, yunque, estribo. Ya sabes que si no eres mucho de este tipo de hongos, quizás deberías empezar a comerlos más... ¡Todo sea por qué escuches mejor!

... Almejas/Testículos

Aunque te pueda parecer un tanto extraño, las almejas son realmente beneficiosas para los testículos. ¿Por qué? Porque les proporcionan ácido fólico y zinc, dos elementos importantes sobre la correcta y adecuada calidad del semen masculino.

Así lo aseguraba recientemente un estudio llevado a cabo por el doctor Moulavi en Países Bajos, donde un 93% de los varones analizados tenían una calidad en su esperma mucho mayor al de los hombres que no habían comido almejas en los últimos días/semanas.

Qué.es 2 de julio de 2015

Alimentos que benefician a la parte del cuerpo a la que se parecen