Hay una serie de alimentos como los pescados grasos, los frutos secos o las legumbres, que resultan bastante eficaces a la hora de combatir contra el conocido como el colesterol malo. Además, otros como el té verde o el aceite de oliva, no solo ayudan a reducir los niveles del malo sino que también mejoran los del bueno.

PESCADOS GRASOS: En algunos pescados como el salmón, el atún o las sardinas podemos encontrar ácidos grasos omega 3, que reducen los niveles de triglicéridos en la sangre hasta en un 25%, según distintos estudios.

LEGUMBRES: Cuando tenemos alto el nivel de colesterol malo es necesario tomar legumbres al menos tres veces por semana. El motivo es que nos proporcionan tantas proteínas como la carne pero sin aportarnos ni una pizca de colesterol.

SOJA: La soja es otra gran aliada para luchar contra el colesterol malo. Según un estudio publicado por el American Journal of Clinical Nutrition, incluir isoflavones (un componente de la soja) en nuestra dieta ayudaría a reducir el colesterol hasta un 6,5%.

: Beber té tiene innumerables beneficios para nuestra salud. Entre ellos destacan sus propiedades antioxidantes (puesto que contiene polifenoles), por lo que su consumo está relacionado con la disminución del colesterol malo y los triglicéridos. Además, también ayuda a incrementar el bueno, por lo que son todo ventajas.

FIBRA: Los alimentos ricos en fibras son imprescindibles para quien tiene el colesterol malo alto, ya que ayudan a disminuir la absorción de grasas. La fibra la encontramos, por ejemplo en los cereales integrales, el arroz y en algunas frutas y verduras.

AGUACATE: Los aguacates contienen ácido oleico, que nos ayuda tanto a protegernos contra el colesterol malo como a mejorar los niveles del bueno. Además, son ricos en fibra.

FRUTOS SECOS: Los frutos secos contienen una serie de proteínas y antioxidantes que resultan beneficiosos para combatir el colesterol malo. Incluir nueces o anacardos en nuestra dieta ayudaría a reducir el nivel cerca de un 30%.

AJO: Según han demostrado múltiples estudios, el ajo puede ayudar a reducir los niveles de colesterol malo en la sangre, ya que contiene un principio activo llamado alicina. Si tienes el colesterol alto, este es un alimento que te puede ayudar y además es sencillo de incorporar a tu dieta, ya que está incluido en muchos platos.

PERA: La pera es sin duda la fruta que más propiedades contiene para luchar contra el colesterol malo. Además de contener antioxidantes, regula la tensión arterial dilatando las arterias y, como consecuencia, mejorando la circulación.

ACEITE DE OLIVA: Su alto contenido en ácido oleico hace que el aceite de oliva sea tremendamente beneficioso para nuestra salud. Su consumo está ligado no solo a la reducción del colesterol malo, sino también al aumento del bueno.

Qué.es 24 de agosto de 2014