En el vídeo se ve como un perro permanece en el balcón,
se orina y ladra constantemente.
Según afirma la persona que grabó el vídeo esto es así día tras día.