¿Por qué los científicos están tan preocupados por la enorme y repentina pérdida de insectos? Llega el apocalipsis ecológico.


Estamos en una era de extinción masiva de insectos y una disminución masiva en el número de insectos podría tener consecuencias gravísimas para el medio ambiente.

Una nueva investigación sugiere que el problema está más extendido de lo que los científicos creían. Descubrieron que, un bosque nacional prístino de Puerto Rico (el llamado El Yunque o 'bosque encantado'), ha sufrido la pérdida un gran número de insectos y los animales que se alimentan de los insectos del bosque también han desaparecido.

Apocalipsis ecológico

"Nuestra generación está presidiendo un apocalipsis ecológico y de alguna manera u otra lo hemos normalizado", dicen los autores.

En 2014, un equipo internacional de biólogos estimó que, en los últimos 35 años, la abundancia de invertebrados como los escarabajos y las abejas había disminuido en un 45%. Pero, en el estudio realizado el año pasado la disminución fue del 76% en insectos voladores en las últimas décadas en las reservas naturales de Alemania.

El último informe, publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, muestra que esta sorprendente pérdida de abundancia de insectos se extiende a las Américas.

La historia del bosque lluvioso

El rey español Alfonso XII reclamó la jungla como coto real en el siglo XIX. Décadas más tarde, Theodore Roosevelt lo convirtió en una reserva nacional, y El Yunque sigue siendo el único bosque tropical lluvioso en el sistema forestal nacional.

Un cambio preocupante

Los expertos midieron los insectos del bosque y otros invertebrados como arañas y ciempiés. Atraparon artrópodos en el suelo en placas cubiertas con un pegamento pegajoso y recogieron toda suerte de criaturas que se arrastraban a través de la vegetación.

Cada técnica reveló que la biomasa (el peso seco de todos los invertebrados capturados) había disminuido significativamente desde 1976 hasta nuestros días.

"Todo está cayendo", explica Bradford Lister, coautor del estudio. Los invertebrados más comunes en el bosque lluvioso, las polillas, las mariposas, los saltamontes, las arañas... todos ellos son ahora escasos.

Los insectos de todo el mundo se encuentran en una era de extinción masiva

Los autores del estudio también atraparon lagartijas Anolis, que comen artrópodos, en la selva tropical. Compararon estos números con los de la década de 1970. La biomasa de anolis se redujo en más del 30%. y algunas especies de anolis han desaparecido por completo del bosque interior.

Las cifras de ranas y aves que comen insectos también cayeron en picado. Un 50%.

La red alimenticia parece haber sido borrada de la parte inferior del ecosistema. Los expertos atribuyen este choque al clima. En el mismo período de 40 años, la temperatura alta promedio en el bosque lluvioso aumentó en 2,2º C.

Los invertebrados que viven allí, de la misma manera, están adaptados a estas temperaturas y los insectos no pueden regular su calor interno, por lo que les cuesta sobrevivir. Después de un cierto umbral térmico, los insectos ya no ponen huevos y su química interna se rompe.

Sea cual sea la causa, todos los científicos están de acuerdo en que debemos prestar más atención a este “insectocalipsis”.

El 35% por ciento de los cultivos de plantas del mundo requieren polinización de abejas, avispas y otros animales. Y los artrópodos son más que simples polinizadores. Son los custodios más pequeños del planeta, que trabajan en rincones desapercibidos. Mastican madera podrida y comen carroña. Además, la pérdida de insectos y artrópodos podría desgastar aún más la red alimenticia de la selva tropical, haciendo que las especies de plantas se extingan sin polinizadores.

muyinteresante.es / Sarah Romero, octubre 2018

Alerta: la Tierra sufre una pérdida masiva de insectos