La cantante va de mal en peor, sus fans ya no pueden esperarla ni un minuto más



Esta no es la primera vez que Rihanna arma un escándalo en un concierto, ya sea que llega tarde o fuma marihuana,
la diva a convertido sus shows en drama.

Muchos medios la critican duramente por sus actitudes, sobre todo porque parece que a Rihanna
ya no le importa mucho su carrera, sino su vida personal.

De nueva cuenta, por los excesos de una noche de juerga, Rihanna llegó casi una hora tarde al festival Roskilde el pasado 4 de julio.
En cuanto subió al escenario sus fans la abuchearon duramente, lo que sólo puede significar que ya no están dispuestos a esperarla.

En el Festival Roskilde, después de calmar a sue seguidores molestos, interpretó "Phresh Out The Runaway",
"Birthday Cake", "Talk That Talk", "Pour It Up" y "My Love Is Your Love".