Cada mes, el programa de gestión de los campos de golf de la Universidad de Campbell
realizan una prueba entre las diferentes clases.
En enero, la prueba era ver cuantas personas eran capaces de alinearse y y meter
una pelota cada una en el mismo hoyo.